Mente

Señor danos Tu presencia

Para que nuestra mente se sienta en calma.

Mi corazón siempre palpita por vosotros.

Cuando mi corazón palpita por los problemas de la vida,

¿cómo puedo sonreír?

 

Soy un niño, mi Señor, soy tu niño pequeño.

Señor quiero la experiencia de tu presencia,

Hazme de tal manera que siempre

Pueda participar de tus pensamientos.

Provéeme con esa quietud dentro de mi,

Par no tener ningún deseo de nada, solo deseo de Ti.

 

Y cuando pienso en tu nombre encuentro una sonrisa

En mi rostro, y no hay ninguna infelicidad

porque Tú sonríes a través mí.

 

Allá donde miro te encuentro, en todas partes.

Y en la felicidad te encuentro, vertiendo lágrimas mis ojos,

En mi gozo interior por tener ,por haber encontrado a mi Señor.

 

 

La mente va y viene creando siempre estructuras a las que nos aferramos y resistimos a soltar.

 Aquí y  ahora tenemos la oportunidad, amparándonos en las palabras del Maestro, de adentrarnos en esta “mágica” aventura cuyo fin es alcanzar la “Única Verdad”, aquietando la mente y dejando que sea “Lo Divino” lo que nos traspase.

Es condición humana, por falso instinto de supervivencia (-un estado obligado por la ley kármica y provocado por los pensamientos mezclados con algún tipo de emoción-) aferrarnos , automáticamente a nuestra mente cuando nos proponen que la soltemos.

Estas páginas nos inducen a aproximarnos al pensamiento en su estado puro, con la única emoción del amor, para alcanzar la capa supraconsciente de la mente, fuente de la energía que disuelve todas las barreras creadas por la propia mente.

La mente consciente es limitada como lo son también los sentidos que la alimentan o la medida del tiempo en que clasifica sus experiencias, pero no por ello negativo, es el material con el que contamos y hemos de tener paciencia y sentido común al trabajar con él.

La práctica constante de meditación es el pilar fundamental que nos permite obtener energía y equilibrio en nuestro mundo mental, tantas veces abrumado por la cadena de acontecimientos, los cuales, sin duda, no de estar involucrados en nuestra evolución.

Deseo al lector que encuentre en esta obra la respuesta a sus problemas, miedos o como quiera que interprete sus limitaciones mentales, justo aquellas que le impiden avanzar un poco más. Porque cuando un paso es dado se encuentra luz para el siguiente, y sucesivamente.

Pincha abajo en cada uno de los temas para continuar leyendo…

La mente       Integración    Energía    Unidad

 

2 thoughts on “Mente

  1. HOLA SOY DE BUENOS AIRES ARGENTINA Y DESEO ENVIEN INFORMACION TAN VALIOSA COMO ESTA PARA MI CREMIENTO PERSONAL Y ESPIRITUAL

    DESDE YA AGRADECIDO Y A LA ESPERA VUESTRA

    JULIO ARGENTINO GODOY

  2. Pingback: ¿el ego es malo? « Escuela Druidica Nemeton Imbas

Deja un comentario