Seamos Prácticos

Si en la vida no perseguimos las cosas de las que tenemos necesidad real, entonces estamos malgastando una vida muy valiosa.

Cuando estás inmerso en ambiciones mundanas, en las cosas mundanas materiales de la vida, nunca abogaré para que las abandones. No, consérvalas pero permite que tu actitud mental de un giro de 180 grados, que todo esto es posible gracias a la Divinidad.

Yo no digo “cree”. Cree si debes, si tienes un temperamento devocional. Si tienes un temperamento intelectual, pregunta. Y si no tienes ni un temperamento intelectual, ni un temperamento devocional, entonces simplemente vive… en el sentido de “Haz el bien, sé bueno”.

No existen personas vagas, existen sólo personas que no están en el lugar adecuado.

Cuando un hombre se cierra al conocimiento o a la sabiduría del mundo, se anquilosa, lo que significa que no progresa.

No podemos vivir sólo de creencias… ¿Qué tal sí nos volvemos más prácticos?

La naturaleza es perfecta. Es solo el hombre (que también es perfecto) quien ha traído la imperfección hacia si mismo. Ha superpuesto esta imperfección sobre sí mismo, y al ser algo solo superpuesto puede eliminarse fácilmente.

¡Austeridad, como un brahmacharya, es una palabra tan mal interpretada! Austeridad no quiere decir que te impongas privaciones. Si tienes una cómoda cama en casa, no es necesario dormir en el suelo. Disfruta de la vida, pero disfruta de la forma correcta. Disfrutar de la vida de la forma correcta es austeridad.

Para hacer a otros lo que esperas que te hagan a ti, tienes primero que conocerte a ti mismo.

No sólo somos el producto de nosotros mismos, somos el producto del universo, somos hijos de la luz, producidos por esa luz, y todo lo que nos rodea, incluso lo mundano, contiene esa luz.

La mayor maldición que pende sobre la cabeza de la humanidad es el “mí y mío”. Decimos “esto es mío… esto es mío… esto es mío”, como sí fuese realmente nuestro. Estamos aquí de prestado. No nos pertenecemos ni siquiera a nosotros mismos, pertenecemos al Todopoderoso.

Todo está siempre en actividad, no hay nada no ­activo. Si pudiéramos encontrar un solo milímetro cúbico del espacio en el universo no-­activo, el universo entero se colapsaría en ese momento.

Hemos nacido para esparcir alegría; ésa debería ser la ambición de la vida y eso es ambición espiritual.

Todos los deseos atan. Te llevan a la rueda del nacimiento y la muerte, todo el tiempo, una y otra vez. Pero cuando un deseo se refina y llega a ser un no-deseo, cuando el deseo no es para uno mismo, sino para los demás, entonces este deseo se sublima.

Al hacerte una persona mejor, has hecho de la sociedad en la que vives una sociedad mejor, porque son las unidades las que componen la sociedad y no la sociedad la que compone las unidades.

No hay este ni oeste, ni norte, ni sur, hay un mundo, una humanidad. La diferencia aparente está en las diversas formas de cultura que dan lugar a que las personas tengan maneras diferentes de hacer las cosas.

Ninguna filosofía tiene valor en la vida si no se hace práctica. Si la filosofía no se hace práctica no es nada más que gimnasia mental.

El mundo que nos rodea está gobernado por nuestras concepciones y nuestras percepciones. El mundo que nos rodea lo crean nuestros miedos y esperanzas.

Cuando estás representando un papel, tan pronto como dejas el escenario deberías olvidarlo, porque era sólo un papel. Estamos representando en la vida, estamos representando, representando, representando… Es sólo un papel que hemos asumido.

No hay nada equivocado en preguntar, no hay nada equivocado en examinar la materia más grosera ni en investigar el átomo más pequeño. Pero el asunto ha es el uso, el abuso y el mal uso.

El hombre tiene la posibilidad de preguntar, tienen una sofisticada mente pensante que puede ver profundamente en las cosas y puede mostrar sus causas. Puede ser muy útil al mundo si utiliza su mente y su corazón. La tendencia moderna es la destrucción, como se ha visto en tantos inventos mal usados. Pero si se expande el corazón y se infunde amor en el conocimiento que la mente ha adquirido, todas estas preguntas y sus respuestas pueden utilizarse en beneficio de todos.

Si deseas conocimiento adquirido, por favor, adquiérelo si crees necesitarlo. Y  utilízalo de tal manera que se enriquezca con esa profundidad que hay en ti.

La verdadera sabiduría se obtiene cuando te deshaces del conocimiento adquirido.

Una persona que ha desarrollado sensibilidad debido a la evolución espiritual es extraordinariamente sensible a todo lo que sucede, incluso al parpadeo de un párpado. Sucesos aparentemente negativos no le afectan adversamente, porque en todas esas acciones está la mano de la Divinidad.

Las drogas no se pueden usar como pista de despegue, porque no estás seguro de la experiencia. Las drogas naturalmente tendrán un efecto degenerador. No hay atajos hacia Dios.

Ningún tipo de droga te puede dar jamás una verdadera experiencia de la realidad.

Nadie se ha iluminado nunca por medio de las drogas. Si con ellas las personas se pudiesen iluminar, yo iría ahora a comprar unos cuantos kilos y os los daría a todos vosotros. Estas sustancias químicas reaccionan en el cerebro y lo entumecen. Pueden agitar muchos samskaras profundamente implantados en vuestras mentes durante muchas vidas, y pueden tener un efecto muy involutivo en vosotros.

Cuando una persona está en contacto habitualmente con la quietud de su interior, cada acción que realiza es la acción adecuada, porque esa fuerza verdaderamente poderosa le empuja al camino adecuado.

Con la expansión de la consciencia, brilla más luz a través del nivel supraconsciente. Eso es felicidad.

Devoción, adoración y amor son factores purificadores.

Es tan sencillo ser feliz, pero tan difícil ser sencillo.

Deja un comentario